fbpx

La Importancia del Food Styling: Más Allá de los Fogones

Hoy quiero hablar sobre un tema que a menudo genera controversia entre cocineros y fotógrafos culinarios: el maquillaje de alimentos (o food styling). Personalmente, me gusta más el término food styling cuya traducción literal sería algo como «estilista de comida» o «estilista culinario», si bien es cierto que «maquillaje de alimentos» es más común, puede dar lugar a malinterpretaciones si vemos el maquillaje como algo que intenta falsear la realidad. No necesariamente es así y aquí te explico mi punto de vista. (En este artículo ambos términos – maquillaje de alimentos y food styling–  serán utilizados indistintamente).

Acompáñame entonces en este recorrido donde desentrañamos los secretos y la importancia del food styling en la fotografía culinaria.

La Magia del Food Styling

©MaruAveledo

Entiendo que, como chefs, muchos creen que la comida debe ser fotografiada tal cual sale de sus fogones. Sin embargo, quiero compartir por qué es necesario dar un tratamiento distinto a los alimentos cuando se preparan para la cámara.

El food styling no se trata de engañar o falsear la comida, sino de resaltar su belleza y apetitosidad a través de la fotografía. Piensen en ello como la diferencia entre preparar a una persona para un evento importante frente a simplemente capturar una foto casual. Ambas pueden ser bellas, pero la preparación y el cuidado en los detalles hacen una gran diferencia.

Cuando nos dedicamos a la cocina, ponemos todo nuestro esfuerzo en crear platos que deleiten el paladar. Pero cuando se trata de fotografía, es necesario enfocarse en cómo esos platos pueden capturar la atención a través de una pantalla o una página impresa. Aquí es donde el maquillaje de alimentos se convierte en una herramienta esencial. No solo mejora la apariencia de los alimentos, sino que también transmite la esencia del plato, su frescura y su sabor, a través de una imagen estática.

Comida para el Comensal vs. Comida para la Cámara

La Experiencia Sensorial Completa

Cuando cocinamos para un comensal, el objetivo principal es el sabor y la textura. Queremos que la comida sea deliciosa, que los ingredientes estén bien integrados y que la temperatura sea perfecta. Sin embargo, en la fotografía culinaria, el objetivo principal es visual: necesitamos que la comida se vea tan buena como sabe.

Aquí es donde entra el food styling. La cámara, a diferencia del ojo humano, puede ser implacable, con detalles que normalmente no notaríamos. La luz, el ángulo y el tiempo pueden hacer que un plato perfectamente cocinado se vea poco apetitoso. Para combatir esto, los maquilladores de alimentos emplean técnicas específicas que aseguran que los alimentos luzcan frescos y deliciosos durante toda la sesión fotográfica.

Los Desafíos Técnicos

La fotografía culinaria presenta desafíos específicos: la iluminación, el tiempo que debe estar un plato esperando frente a la cámara y la durabilidad de los ingredientes afectan el resultado final. Los alimentos que se ven frescos y apetitosos en la vida real pueden no verse igual bajo las luces del estudio o después de algunos minutos. Por ejemplo, una ensalada se verá mustia rápidamente si se usa todo el aderezo que usaríamos en una ensalada real,  una sopa humeante puede perder su atractivo visual en cuestión de minutos y verse grasienta y poco apetitosa, las carnes se secan y lucen marrones si están muy cocidas, las cervezas se calientan, los helados se derriten… todo cambia drásticamente en cuestión de minutos.

Además, la cámara puede exagerar ciertas imperfecciones o hacer que los colores se vean apagados. Los maquilladores de alimentos utilizan diversas técnicas para contrarrestar estos efectos y asegurar que la comida se vea vibrante y apetitosa en las fotos. Esto incluye ajustar la iluminación, utilizar sustitutos y aplicar pequeños retoques para realzar la apariencia de los alimentos.

Técnicas y Trucos del Food Styling

Fotos: Maru Aveledo

Uso de Sustitutos Creativos

En ocasiones, se utilizan sustitutos que se ven mejor en cámara pero que no serían prácticos en un plato servido. Un clásico es el helado falso, aunque he tenido oportunidad de hacerlo con helado de verdad, el helado siempre es un reto para todos en el set, ya que se derrite en cuestión de segundos. Otros ejemplos incluyen el uso de melaza o salsa de soya para oscurecer la carne de las hamburguesas o el uso de agua + glicerina para que las gotas sobre vasos y botellas de bebidas «frías» se mantengan en su lugar.

Redes Sociales

En plataformas como Instagram, las fotos de comida estilizadas profesionalmente reciben más atención y engagement. Esto se traduce en más likes, comentarios y compartidos, lo que aumenta la visibilidad de tu restaurante y atrae a nuevos seguidores. Las redes sociales son una poderosa herramienta de marketing, una imagen vale más que mil palabras. Al invertir en fotografía y food styling, puedes asegurarte de que cada publicación sea un éxito y atraiga a más clientes a tu puerta.

Cómo Empezar con el Food Styling

Fotos: Maru Aveledo para Pomi y Danaik Natural

Contratar a un Profesional

Si recién estás comenzando y deseas asegurar resultados de alta calidad, considera contratar a un fotógrafo + estilista de alimentos profesionales. Ellos tienen la experiencia y las herramientas necesarias para hacer que tus platos luzcan espectaculares. Pueden trabajar contigo para entender tu visión y crear imágenes que reflejen fielmente la esencia de tu cocina. En muy raras ocasiones el fotógrafo también hace de maquillador. En mi caso, que estoy en capacidad de hacer ambas cosas, usualmente contrato a un ayudante para que me asista particularmente en el maquillaje de alimentos, pero cuando trabajo para proyectos más grandes (de tipo publicitario con agencias, productores, etc.) me concentro en hacer un solo trabajo: o soy fotógrafa o hago maquillaje pero no ambas cosas a la vez.

Aprende lo Básico

Si prefieres hacerlo tú mismo, hay muchos recursos disponibles para aprender los conceptos básicos del food styling. Libros, tutoriales y cursos (como el que vamos a ofrecer pronto) pueden proporcionarte las habilidades necesarias para empezar. Algunos conceptos fundamentales incluyen la elección de los mejores ingredientes, técnicas de cocción parcial y el uso de utensilios y accesorios para mejorar la presentación.

Practica y Experimenta

El food styling, al igual que la cocina, requiere práctica y experimentación. No te desanimes si tus primeras fotos no son perfectas. Con el tiempo, desarrollarás un ojo para los detalles y aprenderás qué técnicas funcionan mejor para tus platos específicos. Experimenta con diferentes ángulos, iluminación y composiciones para encontrar el estilo que mejor representa tu cocina.

Consejos Prácticos para Cocineros

Fotografía y maquillaje de alimentos para productos de Danaik Natural
  1. Utiliza Ingredientes Frescos: La frescura es clave en la fotografía de alimentos. Los ingredientes frescos se ven más vibrantes y apetitosos. Asegúrate de que todas las frutas, verduras y hierbas estén en su mejor estado antes de comenzar la sesión de fotos.
  2. Piensa en la Composición: La disposición de los alimentos en el plato es crucial. Piensa en la composición como si fuera una obra de arte. Usa la regla de los tercios para crear un equilibrio visual y guía la mirada del espectador hacia los puntos más atractivos del plato.
  3. Juega con los Colores: Los colores pueden hacer que un plato se vea más atractivo. Usa contrastes de colores para resaltar ciertos ingredientes y hacer que el plato se vea más dinámico. Por ejemplo, un toque de rojo en un plato verde puede crear un impacto visual fuerte.
  4. Prepara el Entorno: El entorno también juega un papel importante. Usa fondos y accesorios que complementen el plato sin distraer. La simplicidad a menudo es más efectiva, ya que permite que la comida sea la estrella de la imagen.
  5. Iluminación Natural para comenzar: Si estás iniciando y siempre que sea posible, utiliza luz natural. La luz suave y difusa es ideal para la fotografía culinaria. Evita la luz directa y dura, ya que puede crear sombras poco favorecedoras. Si usas luz artificial, considera usar difusores para suavizarla.
  6. Usa Herramientas de Estilismo: Ten a mano herramientas como pinzas, brochas pequeñas y atomizadores. Estas herramientas te ayudarán a ajustar los pequeños detalles, aplicar aceites o rociar un poco de agua para mantener los ingredientes frescos.

El maquillaje de alimentos es una herramienta poderosa que complementa y realza tu arte culinario. No se trata de cambiar la esencia de tu comida, sino de mostrarla en su mejor luz posible. Como cocineros, nuestro objetivo es brindar la mejor experiencia posible a nuestros comensales, y eso incluye la experiencia visual. Al entender y utilizar el maquillaje de alimentos, podemos asegurarnos de que nuestros platos luzcan tan bien como saben, atrayendo a más clientes y destacándonos en un mercado competitivo.

Espero que esta visión del food styling te haya sido útil y te inspire a darle una oportunidad en tu próxima sesión de fotos. No dudes en compartir tus experiencias y resultados.

Si has llegado hasta aquí y deseas aprender más sobre este fascinante tema, te invito a ver la información del curso sobre fotografía y maquillaje de hamburguesas y bebidas que realizaremos junto a la talentosa fotógrafa (e ingeniero, igual que yo) Jeanny Palma en mi loft en Caracas el día 28 de junio (más información aquí).

Recuerda, una buena imagen no solo vende un plato, vende una experiencia. ¡Nos vemos en la cocina y detrás de la cámara!




2 comentarios en “La Importancia del Food Styling: Más Allá de los Fogones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share:

Picture of Maru Aveledo

Maru Aveledo

Maru Aveledo es fotógrafa y creadora de contenido. Escribe artículos para revistas, ofrece mentorías y cursos sobre fotografía de alimentos, creación de recetarios y genera contenido para marcas.

All Posts
On Key

Entradas relacionadas